Jair Bolsonaro no irá a la asunción de Gabriel Boric como presidente de Chile

15/01/2022 | Info General |

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció que no asistirá a la toma de posesión de Gabriel Boric como presidente de Chile, el próximo 11 de marzo.

“No voy a entrar en detalles porque no soy de crear problemas con las relaciones internacionales”, afirmó Jair Bolsonaro. “Hay que ver quién va a la toma de posesión del nuevo presidente de Chile. Yo no iré, solo vean quiénes van a ir", agregó el mandatario.

De esta manera, Jair Bolsonaro parece negarse a asistir a la ceremonia a la que irán otros jefes de Estado con ideologías distintas a la de él, aunque sin nombrar a nadie en particular.

Pero no solo eso, el excapitán del Ejército apoyaba la candidatura del ultraderechista José Antonio Kast en las elecciones de Chile, quien perdió en el ballotage contra Boric. Tanto es así que Bolsonaro tardó cuatro días en felicitar al presidente electo por su triunfo.

Por otro lado, en la misma entrevista con Gazeta Brasil, Jair Bolsonaro acusó a dos jueces de la Corte Suprema de Brasil de “querer a Lula presidente”, es decir, al exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva.

Asimismo, cargó contra las fuerzas de centro por sus negociaciones con el Partido de los Trabajadores para buscar “reconducir el criminal a la escena del crimen”, con lo que apuntó sus dardos, una vez más, contra el líder petista, favorito para los comicios de este año.

La prestigiosa ONG HRW (Human Rights Watch) publicó hoy su Informe Mundial 2022, con el que analizó la situación de los derechos dumanos en unos 100 países del mundo, entre ellos, Brasil, y no tiene halagos para Bolsonaro.

“El presidente Jair Bolsonaro ha amenazado el sistema democrático en Brasil al intentar mellar la confianza en el sistema electoral, la libertad de expresión y la independencia judicial”, sentenció la organización.

El sistema de votación de Brasil.

Es que, en 2021, Bolsonaro comenzó una batalla contra el sistema de votación electrónico que rige en Brasil desde 1996, al afirmar que él habría ganado en primera vuelta, en 2018, de no haber sido por el “fraude” del que supuestamente fue víctima.

Además, amenazó con no reconocer el resultado de los próximos comicios si no se adoptaba un sistema de votación mixto, algo que el Congreso denegó. Por estas cruzadas, HRW aseveró que el primer mandatario buscó "desacreditar el sistema electoral" en Brasil con "denuncias no probadas sobre fraude".


¿Estás a favor de incrementar las retenciones al campo?