PANORAMA SEMANAL: Impaciencia y esperanza

27/09/2020 | Editorial |

El sargento Gustavo Olivello ya está en funciones y su comprometida tarea tropieza con la inclemencia piquetera que no solamente está dispuesta a reclamar por beneficios para sortear la dramática situación en la pandemia castigó a todos los argentinos, pero especialmente a los más desfavorecidos, sino también feudos en los que las normas que rigen para el común de los contribuyentes no tienen cabida. El caso del barrio Emerenciano, que desde el nombra está revelando la existencia de una posesión en la que lo que se hace se hace con el visto bueno del mandamás.

Ante las cámaras, para que no queden dudas, el director de escuela y líder piquetero dividió a sus vecinos entre los que tienen escaleras y los que saben de electricidad para organizar un operativo inverso al que había practicado horas antes una cuadrilla de Secheep, que presuntamente había detectado colgados y morosos.

Ninguna de las partes respetó las formas. Sorprende que en un barrio como el del piquetero Sena se hayan realizado esa clase de operativos, cuando hay un decreto nacional que impide el corte de servicios para los sectores de menores recursos.

Es cierto que la provincia del Chaco puede sorprender, pero no parece descabellado pensar que los vecinos de ese barrio encuadran en el decreto presidencial. ¿No lo sabían acaso en Secheep? Es posible que estén jugándose otras cuestiones en el operativo que encabezó la cuadrilla energética que a pesar de la fuerte custodia policial terminó con una camioneta destrozada.

El operativo no fue de una cuadrilla perdida. Varios móviles además del despliegue policial. Podría decirse que la reacción fue proporcional a la acción. Probablemente del desembarco de Olivello en el gabinete de Capitanich sea otra señal más, como el operativo de desconexión eléctrica. Difícil pensar también que se lleven a cabo operaciones de esa clase sin el visto bueno del jefe de Estado provincial. El desempeño del sargento ayudante y el tiempo que dure en funciones confirmará el rumbo que ha tomado la gestión de “origen” progresista.

El gobernador viene piloteando bastante bien la situación social. El principal gremio estatal, UPCP aceptó la oferta salarial que empezará a regir a fines de este mismo mes de septiembre. Otros gremios menores también. En cambio, los docentes siguen presentando batalla. En medio de la crisis el Ejecutivo aplicó con alguna interrupción la cláusula gatillo con la que se había comprometido antes de iniciar el ciclo lectivo que se frustró por la pandemia.

Para “compensar” lanzó una línea de préstamos para los empleados públicos que no tengan cuentas con el Nuevo Banco del Chaco y una “refinanciación automática” para los que ya lo tienen. Con esto dejarán de pagar sus créditos en lo que resta de este año. La movida deja afuera a los que están endeudados con cooperativas, una mayoría de trabajadores estatales chaqueños.

¿Créditos? Una reminiscencia de los tiempos de Mauricio Macri/Domingo Peppo. En estos tiempos habla la fragilidad de las cuentas públicas. Efectos de la pandemia que no es solamente es viral. También es recesiva.

La prensa hegemónica prácticamente festeja los números negativos de la economía nacional. El crecimiento del desempleo y la caída de la población económicamente activa. Datos del segundo trimestre. El más duro en cuento a las restricciones desde que se decretara la cuarentena a mediados de marzo.

Pero las estadísticas son imágenes de una época. El tercer trimestre viene completamente distinto. Lo saben los que van midiendo la actividad más a mes. Julio y agosto fundamentalmente, pero también lo será septiembre. Los indicadores son menos complicados.

El costo sin embargo se refleja en el crecimiento descontrolado de los casos de coronavirus en todo el país. Ayer, Chaco tuvo 160 casos nuevos, el más alto desde que, también en marzo, se registró el caso 0 en la provincia.

Córdoba que alguna vez fue el modelo que intentó elegir el intendente Gustavo Martínez para replicar en Resistencia, ayer eclosionó. Superó holgadamente en cantidad de casos a Santa Fe y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El territorio bonaerense a su vez computó un nuevo mecanismo para el recuento de fallecidos y en un solo día aportó más de 3.500 muertes.

El drama no alcanza a espantar a quienes prefieren olvidar los cuidados y exponerse inconscientemente al coronavirus. Por eso las cifras siguen subiendo. Un fuerte reclamo para cruzar el puente parece la máxima preocupación en la relación entre Chaco y Corrientes. El gobernador Gustavo Valdés forma parte de Juntos por el Cambio el mismo partido que tiene a Patricia Bullrich como una de sus máximos referentes y que viene pidiendo correctivos para los mandatarios (intendentes o gobernadores) que habilitan fronteras interiores. El correntino vino aplicándole ese límite a los chaqueños. Pero las actuales circunstancias parecen reforzar que la vacuna, que viene apurándose por las necesidades políticas de los países centrales, está siendo aguardada con mucha impaciencia y esperanza.


¿Qué diría en una posible consulta sobre las medidas para contener el avance del coronavirus en la provincia?