River, "Juanfer" Quintero y un cuento chino

10/09/2020 | Deportes |

 

Mientras desde el club de Núñez esperan que el desembolso de los 10 millones de dólares convenidos con el Shenzhen se efectivice, el futbolista continúa varado en Miami a la espera de la visa de trabajo.

A esta altura de los acontecimientos, la historia del pase de Juan Fernando Quintero al fútbol de China ya ingresó en el terreno de las desprolijidades, buscando un calificativo generoso.

Y es que el futbolista colombiano, al que hace un tiempo le aseguraron que la transferencia estaba definida, lleva varios días varado en Miami esperando que le den luz verde para iniciar su viaje al país asiático.

¿River? Bien, gracias. Le dio autorización a Juanfer en su momento para que deje de entrenar a las órdenes de Marcelo Gallardo en Ezeiza dando por hecha la transferencia que ahora está en el aire. Y encima en el club millonario están desesperados por embolsar el dinero del pase para afrontar deudas, incluido un reclamo de los futbolistas del plantel.

Al mismo tiempo se conoció que el Celta de Vigo de España le hizo llegar a River una oferta de 5 millones de euros por el 50 por ciento del pase del defensor Lucas Martínez Quarta y que el club de Núñez respondió de manera negativa ya que está lejos del valor de la cláusula de salida que son 22 millones de euros.

Volviendo al tema de Juanfer Quintero, muy molesto y entrenándose en soledad bajo el control de un amigo personal que es preparador físico, el colombiano se encargó de hacer público su fastidio y le comentó a varios periodistas que se siente muy incómodo con la incertidumbre de la situación.

El pase de Quintero al Shenzhen de la segunda división china se había anunciado como una operación concreta. De hecho, el futbolista habló del tema y la definió como “una posibilidad muy buena para mi carrera porque me permite asegurar el futuro de mi familia”.

En ese momento, Quintero dijo que estaba con mucha expectativa y “esperando que me autoricen a viajar para conocer a mis nuevos compañeros y empezar a entrenar a la par de ellos”.

El regreso del futbol de Primera División se pospuso para octubre

Sin embargo, en las últimas horas, mientras por un lado se anunció que la transferencia había quedado en stand by, otras fuentes aseguraron que el pase corría riesgo de caerse porque los chinos no están dispuestos a seguir esperando al futbolista, teniendo en cuenta que falta poco para que inicie el torneo que el club se fijó como clave para ascender a Primera.

Para que se cierre la transferencia, Quintero debe cumplir con la revisión médica, algo que se estableció debe realizarse en China. Pero allegados a la institución de Núñez deslizaron que Quintero aún no pudo viajar porque todavía no tiene la visa de trabajo que se exige para ingresar al país asiático.

Lo cierto es que la relación entre Quintero y River, desde que surgió esta posibilidad de transferencia, no es de las mejores. La dirigencia del club le dijo que para irse, él debería renunciar a la deuda que mantienen con él, pero el colombiano presionó tanto para irse, que los dirigentes, y Gallardo, lo autorizaron a no entrenarse hasta que se cierre el pase; entonces el colombiano fue un paso más allá y abandonó el país.

La venta del jugador a China se haría por un monto cercano a los 10 millones de dólares, aunque parece que las conversaciones entre los clubes están interrumpidas hace varios días, luego de que saltara una diferencia de opinión respecto a la forma de pago (no en el monto).

Inquietud en Núñez

En medio de esta incertidumbre sobre el pase del colombiano Quintero, se encendieron alarmas en la dirigencia de River porque cuentan con ese dinero para afrontar deudas. Y no solo por pases de futbolistas que fueron incorporados en los anteriores mercados de pases, sino también de la “propia tropa”.

¿Cómo es esto? En el momento que la pandemia paró el fútbol argentino, los jugadores de River aceptaron que el club pusiera un tope de pago de 250.000 pesos mensuales a la espera de que ese dinero “recortado” de sus contratos pueda ser cobrado cuando la actividad recupere su normalidad.

Pero además ocurrió que el club decidió invertir en estos tiempos casi 180 millones de pesos para la remodelación del estadio Monumental, lo que alertó a los futbolistas para “salir a la cancha” en estos tiempos reclamando volver a cobrar la totalidad del contrato firmado.


¿Está de acuerdo con la designación del sargento Gustavo Olivello como funcionario del Gobierno de Jorge Capitanich?