Condenaron al ginecólogo Fernández Torres por la muerte de una mujer

02/06/2020 | Policiales |

El jueves 28 de mayo pasado, el Juzgado Correccional N° 1 condenó al médico tocoginecólogo Carlos Fernando Fernández Torres, de 54 años, a la pena de tres años de prisión de ejecución en suspenso e inhabilitación especial para ejercer la medicina por el término de diez años. La sentencia fue leída por videollamada, en el marco de la pandemia por coronavirus.

El mismo fue sentenciado como autor penalmente responsable del delito de "Homicidio culposo y lesiones leves culposas en concurso real", en virtud de los hechos ocurridos el 14 de abril de 2017 y el 30 de enero de 2014, en perjuicio de Andrea Cecilia Aquino (fallecida) y Jessica Elizabeth Altamirano, respectivamente.

Asimismo, deberá:

1) Fijar domicilio ante el Juzgado de contralor, del que no podrá ausentarse sin debida autorización.

2) Realizar tratamiento psicológico, por el tiempo que estime el profesional tratante, bajo debida constancia,

3) Concurrir al Juzgado de Control al menos una vez cada seis meses;

4) Realizar cien horas de trabajo comunitario (no remunerado) en alguna institución de bien público a su elección, quienes deberán expedir oportunamente las constancias correspondientes para acreditar el cumplimiento de la regla.

EL CASO DE CECILIA AQUINO

El 7 de abril de 2017, a las 11:45, en el Centro Médico Quirúrgico Resistencia (Avenida 9 de julio N° 1698), Carlos Fernando Fernández Torres intervino quirúrgicamente a su paciente, Andrea Cecilia Aquino, para realizarle un parto por cesárea abdominal, dándole el alta al paciente al día siguiente.

“Posterior a dicho parto, con aptitud negligente por no haber adoptado las precauciones necesarias que la ciencia médica exigía respecto a la evolución de la paciente Aquino, en relación a las heridas de dicha cirugía, la misma ingresó a una segunda internación el 12 de abril de 2017, a las 22, a cargo de Fernández Torres”, indica el escrito del fallo.

Evaluada por el mismo médico, le diagnosticó “abdomen agudo ginecológico y suboclusión intestinal”. “Sin control de otro profesional médico, Cecilia permaneció internada hasta el 14 de abril de 2017 y, al omitir suministrar a la paciente Aquino la medicación necesaria para el tratamiento de su diagnóstico”, la mujer debió ser trasladada de urgencia al Hospital Perrando, ese mismo día a las 5:40, con diagnóstico “sepsis severa a foco abdominal en mal estado general y por el cual se produce su muerte, el día 14 de abril de 2017 a las 9:45, en dicho Hospital", detallaron.

EL CASO DE JESSICA ELIZABETH ALTAMIRANO

El 30 de enero de 2014, a hora no determinada, Jessica Elizabeth Altamirano se encontraba siendo intervenida quirúrgicamente por una cesárea en el Sanatorio Palacio S.R.L. (Córdoba N° 421) de Resistencia, cuando Fernández Torres “por imprudencia en la profesión que se encontraba ejerciendo”, habría dejado debajo del glúteo de la denunciante un electro bisturí.

“Esto generó una lesión a Altamirano, compatible con quemadura de segundo grado en la cara anteriorinterna del muslo derecho, la cual no debía haberse producido, atento a la intervención que se estaba llevando a cabo", puntualizaron.


¿Está de acuerdo con un impuesto a las grandes fortunas para financiar el gasto que demande la atención por la pandemia?