PANORAMA SEMANAL: Para los médicos que marchan la respuesta fue la multa

31/05/2020 | Editorial |

La comunidad médica de la provincia del Chaco marchó este sábado. En la provincia, el movimiento tuvo sus propias consignas, más allá de que la manifestación provincial fue parte de una imagen general de protesta nacional.

Pero si motivos específicos movieron al reclamo en todo el país, los casos denunciados como “criminalización” de la práctica médica en Córdoba y otros en territorio bonaerense, en la provincia cuestiones que parecieran más triviales forman parte del llamado de atención. No escucharlo es agregar víctimas a la lista que hasta ahora registra el número 52.

Jorge Capitanich viene de cometer el sincericidio de reconocer que su Gabinete no está a la altura de las circunstancias. No es la primera vez hace autocrítica de tan alto vuelo, sólo hay que recordar aquella vez en su primer mandato cuando cuantificó el costo de la corrupción en su propia gestión.

Sin embargo de lo que está hablando ahora no es de dinero, sino de vidas. En esta autocrítica  expone argumentos que contradicen su habitual discurso en el que deslinda la responsabilidad del crecimiento de la pandemia en territorio provincial sobre la gente que no hace caso a sus directivas de quedarse en casa.

El virus mientras tanto parece actuar con premeditación. El jueves Capitanich tuvo un rapto de optimismo. Dijo que la provincia está atravesando una etapa de “contagio y propagación desacelerada” del nuevo coronavirus, pero remarcó que se debe seguir trabajando “día a día, con mucho esfuerzo”.

Sus declaraciones se hicieron el jueves por la mañana. Según datos oficiales, al final del 28 de mayo la desaceleración que mostraban los datos oficiales del día anterior (miércoles 27 de mayo) se desaceleraban también. La tasa de duplicación de casos disminuía.

Estamos a mediados de los 15 días que pidió el gobierno cuando retornó al Gran Resistencia de la fase 4 (a la que había ingresado con los indicadores al límite) a la fase 3. La clave de las medidas que anunció el Gobierno de la Provincia para bajar los indicadores que ubican al Chaco como el tercer distrito más comprometido de todo el país era frenar la movilidad.

Se anunciaron el viernes 23 despliegue policial, conjuntamente con fuerzas de seguridad nacionales y drones para el control de movilidad. Además, una nueva app propia y obligatoria para autorizar la circulación distinta a la nacional.

Las noticias no son precisamente positivas. Google brinda datos de movilidad que están al alcance de todos. Los más nuevos están actualizados al 25 de mayo pasado. Si bien hay reducción de movilidad (y muy fuerte) en plazas (sitios de recreación), comercio de grandes superficies, comercios pequeños y farmacias, hay gran movilidad en zonas residenciales. En los barrios.

El número es incluso más alto comparativamente con la provincia de Corrientes donde la “fase 4” se viene aplicando antes que en el Chaco y ya se anuncia el ingreso a la “fase 5” la denominada nueva normalidad. A la fecha de aniversario de la Revolución de Mayo hubo un incremento de la movilidad del 20% en el Chaco. Para el mismo ítem (movilidad en zonas residenciales o barrios) en Corrientes el incremento es del 16%.

Los grandes distritos, Ciudad de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires y otras pocas provincias nos superan, aunque falta actualizar los datos a la fecha, si es que tuvieron efecto las medidas tomadas por el Gobierno.

Esta semana igualmente alarmó la reaparición de una decena de casos en las Pastillas 9 y 6 en el Hospital Perrando. El “Cluster Salud” vuelve a activar las alarmas. ¿Cómo es posible que haya ocurrido eso? ¿Acaso lo vivido hasta ahora en el principal nosocomio de la provincia no dejó ninguna lección? ¿Es posible argumentar siempre que la culpa es de la gente? Empiezan a generarse dudas. Señales de “hartazgo social” como reconoció el gobernador.

¿De qué están hartos los chaqueños que hacen la cuarentena como pide el gobierno? Los médicos salieron a protestar a pura bocina por el macrocentro de la ciudad, hubo respaldo social también para ellos, en persona, sonaron algunas cacerolas y por las redes sociales. La respuesta oficial inmediata fueron operativos múltiples para infraccionarlos. Parece que el núcleo del reclamo no fue escuchado. Algunos testimonios de los manifestantes, al pasar, relacionaron esa protesta con lo que ocurre puertas adentro de la Salud Pública en la provincia y también en instituciones privadas.

Los datos de contagio lo confirman. La solución oficial fue el acta de infracción. Pero se debe tener en claro que la multa no va a tapar los casos positivos. Oxigenar el gabinete podría ser una salida.  

- ¿No se siente solo cuando se dan ordenes que por ahí no se cumplen?, le preguntó el conductor Julio Wajcman al gobernador Capitanich al final de un extenso reportaje que se emitió por La Radio.

La respuesta no deja de sorprender, pese a que ya es un elemento demasiado notorio y que muchos comparten y no lo expresan con tanta corrección política: - Por supuesto que uno tiene estas particularidades de reclamar duramente a los funcionarios que tengan la mayor convicción para instrumentar las medidas. Pero bueno, es un equipo joven, no tiene la experiencia necesaria y suficiente para asumir responsabilidades tan complicadas en entornos tan complejos. No es lo mismo tener condiciones de estabilidad que condiciones de inestabilidad, no es lo mismo tener condiciones inestabilidad con pandemia que sin pandemia. Bueno, uno sabe y tiene la experiencia ay tiene que reemplazar la inexperiencia del otro”, dijo el gobernador.

¿Encontrará reemplazos en este contexto? Es la pregunta difícil de responder. Además cambiar un funcionario en este momento importaría descargar la responsabilidad de la falta de resultados en el que se vaya. Igualmente es todo un dato que ante la pésima evaluación que hizo el gobernador sobre el desempeño de sus colaboradores ninguno se fue por su propia cuenta.

Nadie planteó su renuncia ni aunque el titular del Ejecutivo designara un gabinete paralelo con el nombre de “Unidad Oficina del Gobernador” a cargo de Raúl Codutti. El propio designado afirmó que se trata de “mejorar y contribuir a desarrollar las funciones en la ejecución de políticas públicas”. El funcionario designado adelantó que recién la semana que viene tendrá conformada la unidad, justo cuando vence el plazo de 15 días que dispuso el gobierno en su prórroga de la cuarentena en la retracción a la fase 3.


¿Está de acuerdo con un impuesto a las grandes fortunas para financiar el gasto que demande la atención por la pandemia?