Argentina busca mantener el invicto frente a Polonia en el cierre de la segunda fase del Mundial FIBA China 2019

08/09/2019 | Deportes |

El equipo que dirige Sergio Hernández se enfrenta al conjunto europeo. Ambos ya están clasificados a los cuartos de final. Transmite TyC Sports, DirecTV Sports y TV Pública

La selección argentina de básquet ya tiene un lugar asegurado entre las ocho mejores del Mundial FIBA China 2019. Pero va por más y buscará mantener su invicto y lograr el primer puesto del Grupo I. Para eso deberá vencer a Polonia, una de las sorpresas de la Copa del Mundo que se está jugando en territorio asiático.

Más allá de ubicarse entre los equipos top, el conjunto que dirige Sergio Hernández también está muy cerca de lograr una de las dos plazas en juego para América que ofrece el sistema de clasificación olímpica para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Pero para eso deberá esperar la definición del Grupo K y el resultado final del enfrentamiento que tendrá como protagonistas a Estados Unidos y Brasil.

En lo que va del campeonato, Argentina mostró muchas virtudes: está entre las mejores ofensivas del torneo -se ubica en el puesto 9 con 86.3 puntos por juego- y tiene el mejor cuarto promedio en tiros de tres puntos (casi 37 por ciento). El capitán Luis Scola es el máximo anotador de la selección con 16.5 puntos de promedio (11° posición) y Facundo Campazzo marcha en el segundo puesto entre los mejores asistidores del Mundial con 7.5 pases gol por juego. Además, el base del Real Madrid perdió sólo 9 pelotas en total en los cuatro partidos que disputó.

Además del trabajo en ataque, que tuvo el valor agregado de contar con las apariciones de Patricio Garino y Gabriel Deck -terminó como el goleador argentino en el triunfo ante Venezuela con 25 puntos en su mejor actuación individual en el seleccionado nacional-, el conjunto de Oveja se alimenta de su trabajo defensivo. El único equipo que superó la barrera de los 70 puntos anotados en contra fue Nigeria, en el segundo encuentro por la fase inicial (94-81).

El rival de hoy es una de las cenicientas del Mundial. Después de 52 años de ausencia, Polonia volvió a clasificar al máximo certamen en el mundo del básquet internacional. Y no sólo lograron volver a jugar en una Copa del Mundo, sino que ya se aseguraron su estadía en el top 8 del torneo. De la mano de Mateusz Ponitka, el escolta que milita en el Lokomotiv Kuban de la liga rusa y que promedia casi 17 puntos por partido, el equipo dirigido por el estadounidense Mike Taylor buscará hacer historia para el básquet de su país.

Rumbo a los cuartos de final, el ganador de este partido terminará como el mejor del Grupo I y se enfrentará al segundo del Grupo J que tiene como equipos ya clasificados a la siguiente ronda a Serbia y España, que se enfrentarán entre sí para definir el liderazgo de la zona y cómo quedará el cruce con el grupo de Argentina.


¿A quién votarías para presidente?