La Plaza 25 de Mayo de Resistencia cumple 130 años

20/05/2019 | Info General |

La plaza 25 de Mayo de 1810 nació el 20 de mayo de 1889, por lo que este lunes se celebran 130 años desde su creación. En 1886 el Gobierno del Territorio Nacional del Chaco designó con el nombre de plaza 25 de Mayo de 1810 al predio destinado para una plaza, que correspondía a la plaza central, según un relato del historiador Rolando Pérez Beveraggi.

A continuación se reproduce la historia completa contada por el historiador:

El trazado de la ciudad de Resistencia, su zona suburbana y su zona rural, respondió casi exactamente con el concepto español, un centro de irradiación de calles ubicadas a medio rumbo, paralelas, rodeando manzanas de 100 metros de lado, en el centro se ubicaría una plaza de cuatro manzanas.

El 8 de mayo de 1889 el Concejo Municipal tomó conocimiento de una nota de la Gobernación del Territorio Nacional, que disponía el pase a la comuna de las cuatro manzanas centrales de la ciudad. En 1890 se decidió el alambrado perimetral de la plaza con el objeto de no dejar entrar animales al predio y se colocaron 16 molinetes para la libre entrada y circulación de la población, que recién fue retirado en 1925.

En la gran inundación de 1905, las aguas llegaron hasta la plaza, como en 1966 que faltaron dos cuadras. En 1906 la Municipalidad trazó las diagonales y los caminos circulares, como existen actualmente y se instaló el primer kiosco, propiedad de Juan Pizolatto, dueño del Hotel L’Europe (Vedia y Julio A Roca, hoy Bonafide). En 1909 se instalaron cuatro farolas para mitigar la oscuridad extrema del lugar. En 1910 se construyó una plataforma de madera en el centro de la plaza para ser utilizada por la Banda Municipal en oportunidad de sus actuaciones y las retretas dominicales. En 1911 autorizaron a la firma Legueux y Gilardi la instalación de otro kiosco y 1926 a los socios Ghan y Zoto.

En la década de 1920, la plaza se presentaba esplendorosa y como centro comunitario las actividades cívicas, religiosas, sociales y hasta deportivas. Por ejemplo, en el extremo norte hubo dos canchas de tenis y los alumnos de las escuelas realizaban actividades de educación física.

En 1923 se colocó el primer reloj público en Julio A. Roca y Santa María de Oro, proyectado por el vecino Eduardo Del Pino. En 1930 se construyó una fuente en el centro mismo de la plaza, lugar donde hoy está el monumento al libertador y para aquel entonces ya la iluminación era eléctrica y las farolas estaban sostenidas por columnas de cemento. En 1935 se la embaldosó en todo su recorrido exterior e interior, reemplazando los caminos de ladrillos picados.

En 1929 se decidió que en el centro de la plaza se erigiría un monumento al General San Martín, se lo emplazó el 17 de agosto de 1945 sobre un pedestal de mármol de cuatro metros de altura. El Monumento esta fundido en bronce por el artista Humberto Radalli y marca el oeste como destino de libertad. Cuando chicos nos decían, que era la más grande del país, creo haber visto alguna que otra plaza con su mismo tamaño. Pero de lo que estoy seguro es que es la más linda, con sus diagonales, orientándonos en los puntos cardinales. Un verdadero jardín botánico, por la gran cantidad de especies arbóreas, que forman un muestrario de nuestro monte chaqueño. En el centro el monumento al padre de la patria, como regente de la capital chaqueña. Como toda la ciudad la plaza es una muestra al aire libre, del arte y las esculturas. Hasta hace unos 15 años era el lugar obligado de las bienales de escultura.

Recorriendo la plaza por la calle Julio A. Roca está ese hermoso edificio que hoy es la Dirección de Turismo de la Municipalidad. Cuenta la historia, que en ese lugar funcionó el primer cine de Resistencia. Por Juan B. Justo la pérgola con sus hermosas enredaderas, lugar de enamorados en otras épocas, hoy el paseo de los artesanos.

Por la calle Frondizi esa obra de arte de un inmenso valor artístico que son los murales de Monsegur. Por la calle Güemes, la Loba Romana, monumento representativo de la colectividad italiana. Por la calle Marcelo T. de Alvear, se encuentra el monumento a los caídos y asesinados cobardemente en Margarita Belén. Por la calle Mitre, la Glorieta donde, los domingos a la tarde, tocaba la Banda municipal la retreta.


¿A quién votarías para presidente?