Schiaretti quiere que Lavagna vaya a primarias

14/05/2019 | Política |

Después del rutilante triunfo que obtuvo el domingo en las elecciones de Córdoba, Juan Schiaretti rompió el silencio ante la prensa y trató de bajar las expectativas sobre su posicionamiento nacional y en particular sobre el armado del peronismo no kirchnerista: "no soy el dueño ni el macho alfa de Alternativa Federal".

El gobernador cordobés volvió a eludir definiciones sobre el escenario nacional, aunque descartó de plano que dé el salto a la pelea presidencial como soñaban algunos en el peronismo, "Eso es una especulación, yo me debo al pueblo cordobés. Ya llegará el momento de hablar de las elecciones nacionales y daremos nuestra opinión", señaló este martes tras un acto de inauguración de obras.

Aunque descarta el salto, en su entorno aseguraron a LPO que sí trabajará para ordenar Alternativa Federal. El cordobés quiere que el candidato presidencial se defina en una primaria, aunque preferiría que Roberto Lavagna, Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey se pongan de acuerdo antes y rápido.

Esa posición es un mensaje sobre todo a Lavagna, que soñaba con un espaldarazo de Schiaretti que dejara muy debilitados a sus competidores. El ex ministro de Economía sintió el golpe del aplastante triunfo del cordobés porque es el dirigente con el que más tensión tiene dentro del espacio y ahora quedó muy empoderado. Sobre todo porque el gobernador rechazó la posibilidad de que el domingo vaya a celebrar su triunfo (lo mismo le dijo a todos los dirigentes nacionales que lo sugirieron) para tener la foto electoral.

El ascenso de Schiaretti como referencia central del peronismo federal inaugura un esquema bastante novedoso en Argentina (que tampoco se replica mucho en otros países) donde un líder político no es el candidato presidencial del espacio, por lo que son muy grandes las expectativas sobre sus definiciones.

En tono presidencial, Schiaretti condenó la grieta y dijo que representa un peronismo federal

En su conferencia de prensa, Schiaretti aseguró que no habló con ningún integrante de Alternativa Federal sobre la posibilidad de reunirse en los próximos días, como había trascendido. "Ya habrá tiempo, falta bastante para presentar las listas", aseguró el cordobés, aunque en rigor falta menos de un mes para la presentación de los frentes y menos de 40 días para los candidatos.

"Yo no soy el dueño del peronismo federal, yo soy un miembro más. Es un espacio que además de ser plural y que tiene como característica la horizontalidad", dijo en relación a las expectativas que genera un posible apoyo a alguno de los precandidatos del espacio. Y agregó que el espacio definirá la estrategia "en el momento lo que considere adecuado".

Ante la insistencia de los periodistas sobre la importancia de su posicionamiento dentro de ese espacio -algo que admiten los propios protagonistas-, Schiaretti dejó una frase con sello cordobés. "Yo soy simplemente el gobernador de Córdoba, que ha sido elegido por los cordobeses, pero no soy el dueño ni el macho alfa de Alternativa Federal", dijo entre risas.

Más allá de esquivar las definiciones, Schiaretti dejó una frase interesante sobre la posibilidad de un diálogo con el kirchnerismo, como pidieron Felipe Solá y otros dirigentes, aunque siempre marcando las diferencias. "Yo dialogo con todo el mundo pero el kirchnerismo es otro espacio político. Jamás voy a negar el diálogo a ningún espacio político diferente al nuestro", afirmó sin cerrarle totalmente la puerta. "No corresponde que me ponga a opinar sobre lo que hace otro espacio político o lo que haría hipotéticamente si me convocan", agregó.

Felipe Solá le pide a Cristina que llame a Schiaretti

La posibilidad de un diálogo real con Cristina Kirchner con todavía parece muy lejana. Si bien hay contactos entre integrantes de los dos espacios, la ex presidenta dio muestra el fin de semana de que no parece tener intenciones de rehacer una mala relación que es histórica. La senadora fue acaso la única dirigente importante del peronismo que no felicitó al gobernador por su triunfo. Tampoco lo hicieron los referentes de La Cámpora ni a través de los canales de difusión de Unidad Ciudadana.

Schiaretti también le abrió la puerta a acuerdos del peronismo federal con otros espacios y puso como ejemplo lo que hizo en su provincia donde sumó al socialismo y el GEN, algo que a nivel nacional quiere replicar Lavagna. "El espacio político nuestro es Hacemos por Córdoba donde hay fuerzas que provienen de distintas vertientes", destacó. De todos modos, en su entorno creen que hoy en día se inclina más por un vice peronista para quien sea el candidato (siempre que haya acuerdo antes de las PASO), aunque no es algo completamente cerrado.


¿Qué pensas de la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández?