Cambiemos apura la ley “anti barrabravas”

15/03/2019 | Info General |

La Cámara de Diputados tratará el proyecto sobre violencia en el fútbol el próximo miércoles 27. La oposición se prepara para voltear el DNU de recupero de los bienes de la corrupción.

El oficialismo buscará acelerar en la Cámara de Diputados el tratamiento de la ley contra las barrabravas, que será tratada en el recinto el próximo miércoles 27, mientras se prepara para resistir un nuevo frente de tormenta por la intención de la oposición de voltear el DNU de extinción de dominio.

La actividad iniciará la semana próxima, con un plenario de las comisiones de Legislación Penal y Deportes que se reunirá el martes a las 15 para retomar el debate sobre el proyecto sobre violencia en el fútbol, que debe ser votado nuevamente en el recinto.

El interbloque Cambiemos se reunió este miércoles para terminar de consensuar los puntos más conflictivos de la iniciativa, que tienen que ver con las incompatibilidades que recaerán sobre los dirigentes de fútbol, y la reventa de entradas, entre otros temas.

El proyecto fue reflotado por el Poder Ejecutivo tras el escándalo del River-Boca por la final de la Copa Libertadores, y fue tratado el pasado 19 de diciembre en el marco de la convocatoria a extraordinarias, pero por las diferencias en torno a varios artículos, se terminó votando su vuelta a comisión.

Si bien hay consenso entre el oficialismo y la oposición para avanzar con la “ley anti barras”, en la sesión del 27 se abrirá un foco de conflicto por la intención de la oposición de voltear el DNU 62/19, que dispuso el régimen de extinción de dominio sobre los bienes provenientes del delito.

El decreto ya cuenta con dictamen de invalidez de la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo, aunque para anularlo definitivamente es necesario que ese despacho sea aprobado en ambas cámaras, por lo que restará la definición del Senado.

De todos modos, desde el massismo y el bloque Justicialista intentarán que la medida sea aplicada por ley, y para ello tienen dos opciones: insistir con el proyecto original -como pretende el Frente Renovador de Sergio Massa- o aceptar las modificaciones introducidas en el Senado, que fueron impulsadas, justamente, por el jefe del bloque del PJ, Miguel Pichetto, y su par Rodolfo Urtubey.

No solo el peronismo se encuentra en una encrucijada, sino también Cambiemos, que deberá definir qué camino adopta si se presenta la situación de decidir sobre la media sanción. “Vamos a tener que tomar una decisión política en estas semanas. El DNU corre serios riesgos”, se resignó una encumbrada fuente oficialista ante parlamentario.com.

El recinto de la Cámara baja volverá a abrirse el miércoles 10 de abril para recibir por primera vez en el año al jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien asistirá para brindar su clásico informe de gestión y responder preguntas de los legisladores.

Finalmente, Diputados volvería a sesionar recién el 24 para tratar el proyecto de financiamiento de los partidos políticos, que sería aprobado en el Senado la semana próxima, si las negociaciones entre Cambiemos y el peronismo llegan a buen puerto -se requieren mayorías agravadas en ambas cámaras por tratarse de una reforma electoral-.

Así las cosas, la Cámara baja tendría solo tres sesiones antes de las PASO. “Siempre en años electorales se resiente la actividad, pero este año, por cómo está dado el calendario electoral, sesionar será más difícil que nunca”, razonó un diputado del Pro en alusión a la gran cantidad de provincias que adelantan o desdoblan elecciones.


Si pudieras votar en una interna del PJ chaqueño. ¿Cuál sería tu candidato a gobernador?