El consumidor pagó 5,53 veces más de lo que recibió el productor en enero

10/02/2019 | Info General |

El dato se desprende de un relevamiento realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Esta suba fue impulsada por el aumento en las brechas de la calabaza, el zapallito y el pimiento rojo, principalmente.

La diferencia de precios entre lo que pagó el consumidor y lo que recibió el productor por los productos agropecuarios subió 5,3% en enero comparado con el mes de diciembre del año pasado.

Esta suba fue impulsada por el aumento en las brechas de la calabaza, el zapallito y el pimiento rojo, principalmente, según consigna el relevamiento realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

En la calabaza y el pimiento rojo las brechas pasaron de un promedio de entre 4 y 4,5 veces en diciembre a multiplicar sus precios por entre 6 y 6,5 veces en enero, afectados por los menores precios recibidos por los productores. Esto se debió, en buena medida, a cuestiones estacionales que se acentuaron en el mes, y en algunos casos se combinaron además con los mayores precios al consumidor.

En promedio, los consumidores pagaron 5,53 veces más de lo que cobró el productor por sus productos en la tranquera de sus campos.

Fueron siete productos los que empujaron el incremento de la brecha en el mes. A los tres mencionados se sumaron: la acelga, que pasó de una brecha de 2,8 veces en diciembre a 3,8 veces en enero; la berenjena que subió de 3,6 a 4,8 veces; la frutilla de 4,3 a 5,6 veces; y el limón que pasó de una brecha de 6,1 a 7,3 veces, siendo el cuarto producto donde más veces se incrementó el precio desde que salió de las manos del productor.

Los datos surgen del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el área de Economías Regionales de CAME en base a precios diarios online de los principales supermercados del país, más de 700 precios de verdulerías y mercados para cada producto, y precios de origen de las principales zonas productoras que releva un equipo de 35 encuestadores.

En enero, el IPOD agrícola subió 6%, llegando a una brecha de seis veces que resulta 33,9% mayor a la del mismo mes del año pasado. El IPOD ganadero, en tanto, subió 0,3%, ubicándose en 3,64 veces, 7% por debajo de enero de 2018.

Los productos con mayores brechas en enero fueron la manzana, donde el precio se multiplicó por 15,42 veces desde que salió del campo, y la naranja, con 10,89 veces. En esos dos productos la brecha se redujo levemente en enero, pero quedó contrarrestada por lo que sucedió con el resto de los alimentos.

Otros dos productos con altas brechas fueron la pera, con 7,44 veces, y el limón, con 7,33 veces. Suelen ser dos alimentos con brechas elevadas.

En el caso de los cítricos dulces, los productores de Entre Ríos, que es la principal zona de producción, comentan que se está notando mucho la caída del consumo en los últimos meses, y los precios que reciben ya no son competitivos.

Los productos con menores brechas en el mes, en tanto, fueron: el huevo, con 2,61 veces; la carne de pollo, con 2,83 veces; el ajo, con 3,14 veces; la lechuga, con 3,24 veces; la papa, con 3,46; y el tomate de ensalada, con 3,48 veces.

En general, son todos productos donde las brechas se mantienen estables a lo largo del año, porque hay oferta constante, organizada y facilidad de reemplazo de productos de una zona por otra cuando las inclemencias del tiempo u otros factores inciden en sus cantidades.

El producto donde más subió la brecha fue la calabaza, con un alza del 50% y una brecha que pasó de 4,13 a 6,2 veces. Toda esa suba fue por menores precios al productor (bajaron 31,2% promedio). Según comentan los productores, esa caída responde a una cuestión estacional, habiendo zonas como Tucumán donde bajó significativamente la producción, y zonas como Santa Fe, donde se incrementó. También los precios al público subieron 3,3%, mucho para un solo mes.

En el pimiento rojo la brecha subió 39% en el mes, lo que se explica por la baja de 15,6% en los precios percibidos por los productores y, además, porque los valores pagados por los consumidores también subieron 17,3%.  Se espera que en los próximos meses los precios se normalicen y tiendan a bajar. En cuanto a los costos al consumidor se trató, más que nada, de un reacomodamiento, ya que en diciembre habían bajado 18,6%.

Los productos donde más cayó la brecha fueron: el ajo, la lechuga, el repollo, la naranja, la papa y la carne de cerdo.

En el ajo la brecha bajó a 30,7% con una multiplicación de sólo 3,14 veces desde que el producto salió del campo y hasta que llegó al consumidor. Es de los tres productos con menor brecha. Su mejor situación responde al aumento en los precios que perciben los productores (+47,4%), que ocurre por el fin de la cosecha y el inicio de la siembra de la próxima temporada. Este aumento se reflejó en todas las zonas relevadas, siendo el de Mendoza el aumento más importante.

En la lechuga, donde la brecha bajó 26,7% (de 4,42 veces en diciembre a 3,24 veces en enero), el acercamiento entre lo que paga un consumidor y lo que recibe el productor por el kilogramo de esa verdura se debe principalmente a un aumento del 41,1% en los precios recibidos en origen. El alza tiene que ver, por un lado, con la menor cantidad de oferta provocada por las inundaciones que están ocurriendo en el cinturón verde de Rosario y Tucumán, y, por el otro, a una baja producción en algunas zonas de Buenos Aires.

El aumento de la brecha entre precio de origen y destino redujo la participación promedio del productor en el precio final del producto, que bajó 5,7%, de 22,7% en diciembre a 21,4% en enero. Sólo en cuatro productos la participación del productor en el precio final resultó mayor al 30%.

Los productos con menor participación del productor en el precio durante enero fueron: la manzana, donde el productor apenas recibió el 6,5% del precio final; la naranja, con el 9,2%; la pera con 13,4%; y el limón, con el 13,6%. En productos como el huevo el productor se llevó el 38,4% del precio que pagó el consumidor en enero; en la carne de pollo, el 35,4%; y en el ajo el 31,9%.


¿Qué fórmula presidencial apoyas?