LAVADO I: Huellas de impunidad en el cierre de la investigación

08/01/2019 | Policiales |

El procurador General del Poder Judicial y jefe de los fiscales, Dr. Jorge Canteros señaló, con palabras casi llanas, que ha terminado la investigación preliminar en la escandalosa causa conocida como Lavado I,  en la que se rifaron millones de fondos públicos. Resaltó que “se cierra una de las causas más importantes que han manejado a lo largo de su carrera profesional los del equipo fiscal”.

Canteros dijo lo que dijo. Bajó línea, delimitó y estableció los lineamientos finales de la investigación en la causa Lavado I. En el horizonte de sus expresiones aparecen huellas de posibles impunidades en favor de los principales responsables de la Fiduciaria del Norte.

La investigación fue selectiva. De lo contrario, no se explica por qué se mantienen impunes los presuntos responsables de la Fiduciaria del Norte, especialmente su titular, Sergio Slanac y el vicepresidente Eduardo Ariel Molina.

La Fiduciaria no se mira ni se toca

Los fiscales aprovecharán la feria judicial para clausurar la investigación y a mediados del mes de febrero elevarán la causa a juicio oral, adelantó Canteros.

Siguiendo los lineamientos del Procurador, el juicio oral terminaría generando el alivio que el Gobierno desea después de que estallara el escándalo en marzo de 2018. La causa no debe perforar el techo que se impuso la propia investigación, dejando fuera del caso a la Fiduciaria del Norte, a la que Horacio Rey acusó como la principal responsable de las presunta megaestafa en materia de pago de publicidad y propaganda oficial.

Es que investigar a la Fiduciaria del Norte en la escandalosa causa Lavado I pondría al descubierto todo un modelo de contrataciones que se hizo fuerte durante la gestión de Jorge Capitanich y que estalló durante el gobierno de Domingo Peppo. La Fiduciaria contrata el 99 por ciento de las compras que realiza el Estado. En 2017 administró 7.000 millones de pesos en fondos públicos.

Horacio Rey era el hombre fuerte de Peppo, y en la causa es uno de los principales imputados. Pidió ampliar su declaración afirmando que el Fideicomiso Pautas Publicitarias (FAPPO) era un fideicomiso de contratación y no solamente de pago. Como prueba presentó el Decreto 07/2009, firmado por Capitanich, que estableció las responsabilidades de la Fiduciaria del Norte (FdN).

Pautas publicitarias del Gobierno: según Horacio Rey, la Fiduciaria del Norte fue la responsable de la estafa

Fiduciaria del Norte ¿se aprovechó de personas ciegas?

Sin embargo, la impunidad con que se manejó Fiduciaria en el manejo del FAPPO llegó a tal extremo que su vicepresidente Eduardo Ariel Molina, que también declaró como testigo, firmó un contrato con José Luis Jara, presidente de la Asociación Civil “Libertad” de Deportistas Ciegos y Disminuidos Visuales del Chaco.

Jara es completamente ciego y su asociación supuestamente cobró por publicidad 2.619.505 pesos, sin que él mismo se enterara de la existencia del contrato. De acuerdo a los testimonios recibidos en la causa, y a lo que declararon varios presidentes de sociedades, de fundaciones o de asociaciones firmaron contratos con la Fiduciaria del Norte y nunca supieron lo que estaban haciendo. Estos testimonios no merecieron reproches ni atención por parte del peculiar equipo multifiscal. El portal DataChaco destacó la “falta de curiosidad de Canteros y del equipo de fiscales”.

Buena parte de los millones desaparecidos en la causa Lavado I se esfumaron bajo este modus operandi, que en la actualidad está expuesto a que el robo continúe. El procedimiento para el pago de la pauta publicitaria es exactamente el mismo. La intervención de la Fiduciaria del Norte es un riesgo concreto de continuidad de las posibles sustracciones ilegales.

La ruta del dinero

Quedaría por esclarecer mucho más tanto la ruta como el destino del dinero desaparecido. El Nuevo Banco del Chaco tiene toda la información, especialmente en la memoria del Departamento Financiero, que cuando abra sus registros es posible que las celdas no alcancen.

El Banco entregó buena parte de información útil a los investigadores. Así se pudo probar que todo funcionó como un negocio redondo. Las fundaciones, asociaciones y sociedades se inscribían ante la Fiduciaria previa instrucción de personajes clave. Luego comenzaban las contrataciones para operaciones publicitarias falsas, seguidas de transferencias de una parte de los fondos que percibían a favor de terceros, que justamente los mismos personajes clave en el negocio.

Se ha comprobado que varios de esos personajes centrales en el armado de la estafa, que ahora están detenidos, recibieron transferencias directas a sus cuentas por montos muy inferiores a los que se facturaban a la Fiduciaria del Norte. El grueso de los fondos fueron cobrados a través de extracciones directas y en efectivo que se concretaron en los cajeros humanos. Hasta ahora los investigadores no establecieron los nombres de los que cobraron sumas millonarias, mientras que esos datos figuran en el Banco del Chaco, o sea que están a disposición de los fiscales. El dato es de suma importancia para poder seguir la ruta del dinero, lo que permitiría llegar al fondo de esta investigación y en alguna oportunidad, intentar recuperar algo de lo que se ha robado.

Efectivamente, Fiduciaria del Norte transfirió a empresas fantasmas como Publicar S.R.L., Comunicaciones y Servicios S.R.L., Asociación Libertad de Deportistas Ciegos y Disminuidos Visuales, Fundación Servir y Crecer y Fundación Chaco Digital, entre otras, la suma global de 20 millones de pesos, que en su mayoría fueron extraídos en efectivo por personas todavía no individualizadas en la causa.

Algunas sumas que no superan los 500 mil pesos terminaron en la cuenta particular de Miguel Angel Vilte, un contador que compartió estudio con Gustavo Katavich. Este último fue empleado de la Fiduciaria del Norte e ingresó a la sociedad anónima cuando el ex gobernador Jorge Capitanich creó el Fideicomiso Aerochaco.

Las operaciones realizadas por estas sociedades, fundaciones, o asociaciones, vía transferencias o pagos con cheque fueron informados por el Nuevo Banco del Chaco, pero representan una minoría de los fondos pagados por la Fiduciaria del Norte. Habría más de 18 millones de pesos que se retiraron en efectivo por ventanilla, sin que estuviera acreditado quién lo hizo. Si los fondos hubieran estado en las cuentas, deberían estar embargados y el Estado podría recuperarlos.

Fuente: Centro Mandela


Si pudieras votar en una interna del PJ chaqueño. ¿Cuál sería tu candidato a gobernador?