Qué es la necrosis aséptica, la enfermedad que obligó a Rodrigo Mora a retirarse del fútbol

07/01/2019 | Deportes |


El jugador de 31 años hizo público en sus redes sociales que no seguirá jugando al fútbol.

Después de la alegría tras la final ante Boca, en River llegó la tristeza. Y cayó como un baldazo de agua fría. Rodrigo Mora anunció que ya no jugará más al fútbol, producto de una necrosis aséptica en el fémur, que no le permite entrenar y que le genera dolores a la hora de jugar al fútbol.

"Me toca vivir uno de los días más tristes de mi vida. El sufrimiento y el dolor son constantes y yo no puedo. Di hasta lo que no tenía y hoy tengo que enfrentar la realidad. Ya no puedo seguir jugando al fútbol, tengo un nudo en el pecho y una sensación imposible de explicar", escribió en su estado de Instagram. De esta manera, el delantero de 31 años, que no viajó a realizar la pretemporada con River, le puso punto final a su carrera profesional.

En mayo de 2017, Mora empezó con un dolor de espalda. Tras sesiones de kinesiología y horas de rehabilitación pudo lentamente volver a ser parte del plantel. La lesión que padeció fue una "sinovitis de cadera derecha", según el parte del club. Luego, derivó en una necrosis por lo que debió ser operado: estuvo todo 2017 en recuperación, con muletas y después pudo volver a jugar, aunque nunca volvió a encontrar un buen nivel.

¿Qué es un infarto femoral?

"Es la obstrucción de una arteria que le da nutrición a la cabeza del fémur, que es el hueso más largo del cuerpo y que se articula con la cadera. Se obstruyó como lo hace una arteria del corazón y produce la necrosis cardíaca o el infarto agudo de miocardio", explicó a TN el doctor Norberto Debbag (M.N 51.320), especialista en deportología. Advirtió que cuando esto pasa "no hay irrigación de sangre en la zona y el hueso se muere".

También llamada "necrosis aséptica", esta patología es frecuente en las personas de entre 30 y 50 años. En los deportistas de alto rendimiento como Mora los riesgos pueden incrementarse porque las articulaciones "están acostumbradas al impacto". Se diagnostica por medio de radiografías o a través de una resonancia mangética nuclear. Y si bien en muchas ocasiones puede no dar síntomas, lo más común es que aparezca por medio de un dolor "que impide caminar" normalmente.

"La pérdida de la llegada de sangre a la cabeza del fémur afectará a la estructura del hueso, y si no se corrige terminará provocando una especie de hundimiento en lo que es la superficie articular y producirá un desgaste muy rápido de la articulación", sostuvo el doctor Ricardo Bermúdez (M.N 112.237), deportólogo y traumatólogo de la Asociación Argentina de Traumatología.

Las causas que pueden provocar el infarto de fémur en la mayor parte de los pacientes, según el médico, pueden estar relacionadas a los diversos traumatismos que pueden aparecer tanto en la práctica deportiva -en el caso del jugador de River- o en el desarrollo de cualquier tipo de actividad cotidiana. El consumo de anabólicos en las personas que desarrollan mucha masa muscular, o de esteroides también pueden estar relacionados. Y en 1 de cada 4 pacientes, el motivo suele ser desconocido.
 


Secheep analiza volver a facturar mensualmente el servicio de energía eléctrica. ¿Qué preferís?