100 años de Cocomarola en el Guido Miranda

11/10/2018 | Espectáculos |

El sábado 13 de octubre en el complejo Cultural Guido Miranda se homenajeará al “Taita” del Chamamé, referencia para Mario del Tránsito Cocomarola, en el marco de los 100 años de su nacimiento, fecha que se recordó el pasado 15 de agosto. La velada comenzará a las 21.30 hs y desde lo musical brindará un repaso por los grandes éxitos de uno de los artistas más importante del género litoraleño.

La grilla artística contará con la presencia del nieto del “Taita”, Gabriel Cocomarola y grupo, integrado por el valor chaqueño, Julio Ramírez, los hermanos facundo y Samuel Rodríguez y en voz Néstor “Pelado” Ferreyra. Otro de los momentos chamameceros será la presencia de Coquimarola y su conjunto, grupo de personas que recorren los escenarios hace varias décadas, el mismo está conformado por Jorge Balmaceda, Roberto Rivero, De los Santos Rodríguez y Lino Barreto.

Coquimarola

El seudónimo aparece por decantación. A su padre le decían “Coco”, y para derle un tinte deferente y que a la vez llamara la atención, comercialmente quedó “Coquimarola”. Su carrera artística comenzó en el año 1963, tres años más tarde ganó un concurso de talentos en el teatro Vera; en 1970 obtuvo su primer contrato con “music hall”, siendo artista exclusivo de la empresa por 15 años.

En diferentes entrevistas “Coqui” contó que su papá (Cocomarola) tenía tacto para sugerirle las cosas, en los ensayos, el gran Coco le dio mucha libertad a la hora de aprender a ejecutar el acordeón, dándole fuerza y gran apoyo en la carrera musical.

“Coquimarola” ha definido un estilo acordeonístico que tiene por característica el respeto por las vertientes tradicionales de la música chamamecera. Su pasión musical se ha ido acrecentando a través del tiempo y la madurez reflexiva que hoy evidencia ha hecho resaltar sus cualidades musicales y su calidad humana.

 

Gabriel Cocomarola

Nieto de Mario del Tránsito (el “Taita” del chamamé), el hijo de Coquimarola -otro referente actual- ha logrado en este tiempo su propio espacio a base de talento en los festivales más importante de la Argentina. “No busco tocar parecido a mi abuelo o a Rudi y Nini, trato de hacer lo que siento y de a poco ir formando mi propio estilo, eso que más cuesta”, cuenta Gabriel.

 

Con tres materiales discográficos, Gabriel comenzó su camino musical a los 13 años, “primero para hacerles un homenaje a mis padres, que cumplían 25 años de casados. Toqué un tema y después me empecé a interesar más. Ellos nunca me inculcaron esto, al contrario: no querían que adoptara el camino de la música, y lo entiendo porque no es tan fácil”, contó el nieto de Tránsito.

Para Gabriel, el chamamé es claramente un género muy estilístico. “Se puede componer, pero con un cuidado muy especial porque la esencia del chamamé no admite exploraciones. Es chamamé o no lo es. Hacer algo nuevo sin salirse de su sonoridad y estilo es muy difícil. Le diría que está prácticamente todo hecho, en el género. Se puede avanzar con diferentes letras, pero para los instrumentistas es complicado”, explica el joven acordeonista.

Las entradas tienen un valor de 200, 250 y 300 pesos según ubicación, las mismas podrán ser adquiridas en la boletería del teatro, para más información podrán comunicarse al cel. 3624032477 –


¿Está de acuerdo con un impuesto a las grandes fortunas para financiar el gasto que demande la atención por la pandemia?