El Gordo Valor retirado

El Gordo Valor tiene miedo de los nuevos delincuentes, “te matan por un celular”

12/02/2018 | Policiales |

La calle está peligrosa hasta para mí: cualquier pibito te mata por un celular, el ex líder de la superbanda jura que se retiró del delito. Habla de su pasado robando blindados, de su militancia en Montoneros y de su libro

A los 14 años se juntaba en un baldío con un grupo de jóvenes que se dedicaba a robar autos. Le decían Vaca o Cachito. Cinco años después lo detuvieron por primera vez, acusado de robar un Ford Farlain modelo 60, un vehículo largo de cuatro puertas. Creyó que robar no estaba tan mal y que iba a sacar de la pobreza a sus padres. Desde ahí no pudo parar: robó fábricas, industrias, bancos y blindados. Se fugó de la cárcel y se tiroteó con la Policía. Por esos golpes audaces se convirtió en un mito de la delincuencia y en el enemigo público número uno de la Policía Bonaerense.

El grueso prontuario AP 389822 lo identifica como Luis Alberto Valor González, de 63 años. Se hizo famoso como El Gordo Valor: apodo que recibió cuando era un alfeñique y al que hizo honor engordando a la par que su cuenta bancaria. El ex líder de la superbanda que asaltó más de cincuenta camiones blindados y bancos en las décadas del 80 y 90 jura que retiró del delito y anuncia que pronto estará en libertad.

"La calle está peligrosa también para un ladrón como yo. Hoy cualquier pibito te mata por un celular o un reloj trucho. El delito es pasado para mí", dice Valor desde la cárcel de Urdampilleta, donde está detenido por intentar robar el country Olivos Golf Club de Pablo Nogués el 31 de julio de 2009.

Todos los ladrones cuando caen dicen que están retirados. Usted lo dijo varias veces y volvió a robar. ¿Por qué creerle esta vez?

Porque tengo 63 años. Y no quiero robar más. A esta edad un tipo con un arma en la mano es decrépito. Siempre pensé que un ladrón nacía y moría ladrón, pero me equivoqué. Quiero disfrutar mis últimos años con mi esposa Nancy, con mis hijos y con mis nietos.

¿Podría volver a robar como robó en el pasado? 

Hoy robar es muy difícil. La tecnología va contra el viejo ladrón. Hoy se destaca más el que sabe de alarmas y de computación que el que sabe empuñar un arma o tirar una metralleta o un FAL. Yo no podría robar un blindado como lo robaba hace 30 años. Además la calle está durísima. Hoy para robar un blindado tenés que saber de tecnología como Bill Gates o estar en complicidad con el chofer y los custodios. Se acabó el romanticismo.

¿Qué opina del caso del policía Chocobar, que le disparó por la espalda a un ladrón que había apuñalado al turista? 

Pienso dos cosas: que el policía tiró a matar. Y que el muchacho quiso matar a la víctima por una cámara de fotos. Los dos quisieron matar. Yo me tiroteaba con policías pero cara a cara. Me preocupa que la cana esté tirando a matar. Y me preocupa que los ladrones salgan a matar. Es una guerra en la que pierden todos.

Valor se convirtió en integrante de la superbanda en 1986, cuando el líder era el Cabezón Carlos Soto. La tarea del ex tornero de San Fernando era reclutar miembros en las villas del conurbano. Soto murió en un tiroteo con la policía; lo reemplazó Pedro Tato Ruiz, que también murió asesinado por las balas policiales. Valor no desaprovechó la oportunidad. En 1991 pasó a liderar un ejército de más de cincuenta hombres que sabían disparar fusiles FAL, ametralladoras, Itakas y escopetas. La superbanda robó más de cincuenta bancos y camiones de caudales. Cada golpe llevaba varios días de planificación, pero se ejecutaba en menos de diez minutos.

 

Calificá esta nota


¿Cómo pensas que será el año 2019?