PANORAMA SEMANAL: Detrás de la pandemia

ChacoHoy - 17/05/2020

 

Jorge Capitanich volvió a lo que mejor le sale. Una recorrida por diferentes despachos de los funcionarios del gabinete nacional. Qué más que luego de esa breve, pero intensa gira, que volver a la provincia relatarlo con una habitual conferencia de prensa. De nuevos las cifras, los detalles que pocos recordarán apenas después de haberlos escuchado. ¿Es posible que en medio de una crisis que se agrava el Gobierno de la Provincia haya decidido darle vuelta a la página a la pandemia y adelantar aunque sea de manera virtual la “nueva normalidad”?

Este fin de semana el fútbol alemán volvió pero sin público. Los canales de deportes transmitieron con lujo detalles el enfrentamiento de equipos que sólo los muy futboleros conocen -aunque varios argentinos están jugando allí-. Pasados los 90 minutos, ninguno de los televidentes recuerda los resultados, ni mucho menos el detalle de la tabla de la “Bundesliga”.

Alemania dio la vuelta la página a la pandemia. Pero de modo real. El fútbol es apenas una señal. Pero los germanos caminan hacia la “nueva normalidad” que como todo el mundo sólo llegará plenamente cuando se encuentre la vacuna contra el COVID-19.

La Argentina y particularmente el Chaco están todavía en extremos opuestos. Aquí la pandemia está tomando impulso. Los días más duros están por venir. Si los medios lo cuentan o no, o si sus dirigentes prefieren mirar hacia otro lado no cambiarán el presente.

Es natural que el gobierno pretenda continuar con su mandato para eso fue electo. Eso explica los anuncios referidos al acueducto y obras viales, aún con el ensañamiento que el coronavirus tiene especialmente con el Chaco. El gobierno nacional también lo ha hecho. Alberto Fernández lanzó un anuncio de un programa de viviendas que apunta a reactivar la obra pública.

Si se analiza el mensaje de Capitanich del último viernes por la mañana. Su alocución antes de las preguntas habrá tenido una extensión de 20 minutos o un poco más. Menos de 3 minutos le dedicó a la situación generada por el COVID-19. Pero los diez o quince minutos que tomaron las preguntas, fueron exclusivamente referidas a la pandemia.

Si los periodistas reflejan la demanda de información de la gente ¿es posible que el Gobierno no esté sintonizándola en este momento? O peor aún ¿puede ser que el Gobierno ya no tenga respuestas para frenar el avance del virus como lo han hecho casi todas las provincias del país?

Las pocas palabras que incluyó el gobernador en su mensaje no fueron justamente esperanzadoras “Este COVID-19 es virus muy complicado, que puede mutar rápidamente de un lugar a otro” dijo para intentar luego desdibujar no solamente lo que pasa en otras provincias, sino también lo que la gente está viendo que ocurre en otros lugares. Así, Capitanich dijo“No cabe la menor duda de que independientemente que de que no se registren en algunas provincias los casos, hay un ambiente de circulación comunitaria en muchos lugares de la República Argentina y esto es un dato objetivo”. Las cifras oficiales no parecen darle objetividad al dato.

Hace varios días que el gobernador no da en la provincia los datos de “tasa de duplicación de casos”, pero ya admitió que la circulación viral está en este momento en 45 barrios de la capital chaqueña. No dijo cuáles. En sus primeras conferencias mostraba el “mapa de calor” que ahora ya no se exhibe.

Y aunque sostiene que en el Chaco hay un “muy buen sistema de información y de seguimiento” que es “muy bueno para tener capacidad de intervención rápida”, también les advirtió a los vecinos del Gran Resistencia que “vamos a tener que convivir con circulación viral”. Parece que ya no hay más que hacer.

En el Barrio Toba y su zona de influencia dijo que “viven 13 mil personas” y hasta ahora se reconocen un poco menos de 100 casos. Con diversos preparativos dijo que se prevé la “aislación comunitaria” y que para ello se prevén tener disponibles en el lugar unas 100 camas, entre un centro de salud, una escuela y una carpa. Mientras tanto en la cancha de futbol del barrio juegan a la pelota como si nada.

El segundo ejemplo que dio es el Barrio Emerenciano. Su apadrinado lo recibió hace una semana sin tapaboca, pese a que es obligatorio y como gobernador estaba obligado a hacérselo notar. Emerenciano Sena, fue uno de los pocos que se atrevió a burlar la cuarentena haciéndolo público con mensajes muy similares a los de Bolsonaro en Brasil. "Con el cuento de un virus nos tienen a todos presos en nuestras casas", dijo el piquetero ultraoficialista.

Extraoficialmente se desmintió que vayamos a regresar a fases anteriores a la 4. La nueva normalidad parece haber comenzado en el Chaco. Será así y tendremos que acostumbrarnos. En el inicio de su mensaje Capitanich adelantó que estaba preparando un decreto con los protocolos de nuevas actividades que van a liberarse. Mientras se confirma un caso en un geriátrico, otro en la Legislatura y las muertes están llegando a las 30 personas. ¿Habrá que acostumbrarse?